Eco en cualquier parte

Quien quería consumir ecológico, tenía hace muy poco aún dificultades de encontrar una tienda “eco” cerca de su casa. Pero hoy ya ofrecen incluso las grandes cadenas de supermercados pasillos “ecológicos” enteros para ganar algo con el consumidor alternativo. La oferta “eco” del supermercado atrae con precios especialmente atractivos y lo hace además asequible para el consumidor normal.

LOGO EUROPEO- HASTA 95% BIO

Dentro de los múltiples certificados ecológicos que invaden el mercado, destaca la bandera de la Unión Europea en verde con formación de hoja que se introdujo en 2001. Productos con el UE-Logo tienen que contener más que 95 por ciento de ingredientes ecológicos y estar marcado como tales con un asterisco. Normas especialmente estrictas cumplen los productos marcados con el certificado Demeter. Allí se ve según la agricultura antroposófica la interacción de plantas, animales e humanos como un ciclo que cuida los recursos y respeta el medio ambiente en particular. También las fases lunares y su influencia energética se tienen en cuenta en siembra y cosecha y se integra en la planificación.

RICO, SANO Y RESPETUOSO CON EL MEDIO AMBIENTE

Si comparamos la calidad con productos convencionales lo “eco” va por delante. Puesto que en el cultivo no está permitido el uso de pesticidas, tampoco están afectados por ellos. Se respeta el crecimiento natural de la planta y ella se desarrolla en el tiempo que necesita. Así puede desarrollar su pleno sabor y es más rico en nutrientes. Pero los productos “eco” no solo salen ganando en alimentación y salud sino también el medio ambiente saca provecho de nuestro consumo responsable y de los cuidadosos métodos de cultivos.

LA DEMANDA HACE CRECER LAS SUPERFICIES DE LOS CULTIVOS

La demanda de los productos “eco” ha subido considerable con el paso del tiempo y sobre todo en los productos lácteos y cárnicos puede llegar a haber una escasez. Para saciarnos “eco” hacen falta más agricultores ecológicos, pero el cambio a ecológico necesita su tiempo y cuesta dinero. En España van creciendo las superficies de cultivos ecológicos a toda velocidad como en ninguna otra parte de Europa y abastecen con sus productos incluso el mercado del Norte de Europa.

LOCAL, FRESCO Y ASEQUIBLE

Pese a la importación mundial de alimentación ecológica deberíamos comer sobre todo mucha fruta y verdura de la región- directamente del campo o árbol a la mesa, muy fresco y sin caminos largos de transporte. Eso influye en el precio, lo hace más asequible y fomenta la economía local de la región.

naturalcos

Author naturalcos

More posts by naturalcos