Pudin de chía con bayas y coco

frambuesa

Pequeño, negro y sano

Las semillas lo tienen todo: Están ricos en fibra y proteína, rebosan de antioxidantes, tienen más calcio que la leche, están ricos en ácidos grasos omega 3 y contienen minerales y vitaminas. Ya que la semilla diminuta antes del consumo tiene que estar puesto primero en remojo en agua, leche, zumo o yogur para aumentar su tamaño por aproximadamente diez veces más, nos sacia bastante bien. Su sabor es suave y agradable y por eso apto para todo tipo de recetas: Pan, bizcocho, ensalada, postres y batidos. La fantasía allí no tiene límites. Nosotros revelamos nuestra receta favorita del pequeño grano negro.

El pudin es un verdadero consejo secreto: se prepara rápido, sorprende invitados e impresiona visualmente servido en el vaso. También esta apropiado para tener un potente desayuno para empezar bien el día o simplemente como fuente energética entre horas.

Ingredientes:

3 cucharadas de chía

100 ml de leche de coco

1 yogur griego

125 gramos de frambuesa

Nueces picadas para decorar

Según gusto edulcorar con sirope de agave

Preparación:

En un cuenco grande se mezcla las semillas de chía con el yogur griego y la leche de coco. Se reparte en cuatro vasos que También se puede preparar el pudin el día anterior y dejar reposar durante la noche en la nevera. Antes de servir hay que triturar las frambuesas frescas con la batidora y echarlas por encima del pudin. Espolvorear con nueces o frutos secos picados antes de servir. Listo.¡Sabe fantástico y tiene una muy buena pinta!