Antibióticos naturales que debes conocer

By enero 30, 2017Salud Integral
antibiotica-natural

Alternativa a lo convencional

El descubrimiento de la penicilina cuenta como uno de los descubrimientos más importantes en la medicina del siglo XIX. Aún hoy en día es una gran ayuda en los tratamientos médicos y la lucha contra distintas enfermedades, aunque tenemos alternativas naturales a nuestra disposición. Armas secretas únicas del mundo de la flora nos ayudan de modo cuidadoso defendernos contra bacterias y tienen además un resultado preventivo. Muchas hierbas, raíces, bulbos y aceites tienen un suave efecto antibiótico sin el riesgo de que se crea una resistencia y son libres de efectos secundarios. Sin atacar nuestra flora del intestino y el tracto digestivo apoyan el cuerpo con su poder curativo contra la lucha de infecciones.

AJO- UN ASESINO DE BACTERIAS

ajo
Como especialmente apreciado por su intensivo sabor se usa el bulbo mágico a escala mundial en la cocina. Por supuesto un diente de ajo en el caldo de la sopa no tiene ningún efecto de gran importancia, ya que la dosis hace el veneno. El ajo por naturaleza es un antibiótico fuerte y surte mayor efecto en combinación con una cebolla, que tiene características similares. Desde hace siglos se usan en la medicina tradicional china los dientes de ajo como remedio y fortalecen no solo el sistema inmunológico. El compuesto de azufre en el bulbo suprime el crecimiento de muchos microorganismos y desempeñan también una función bactericida que también actúan contra parásitos no deseados en el tracto digestivo. También combate otros patógenos como virus y hongos.

JENGIBRE- PICANTE Y SANO

gengibre
El rizoma del jengibre tiene varios posibles usos en la medicina alternativa. Ayuda contra resfriados, alivia dolores- sobre todo del aparato muscular, surte efecto contra problemas estomacales, contra náuseas y vómitos. Al igual como dientes de ajo posee la raíz características anti-bacterianos e anti-inflamatorios y combate hongos y parásitos. En la cocina asiática se integra el bulbo aromático por sus cualidades agradables de uso múltiple en las dietas. Los aceites esenciales contenidos en la raíz les da cierto sabor picante y un sabor especial- ideal para condimentar comidas y fomentar la digestión. Como infusión nos calienta desde dentro y con el sushi japonés les gusta servir como guarnición.

CÚRCUMA- COLORANTE Y REMEDIO

curcuma-1
La especie de color oro-amarilla se emplea desde siglos en las artes curativas chinas por su efecto antibiótico contra una multitud de infecciones. El curcumins que este contenido en la raíz es un antibiótico y un antiséptico natural con sustancias anti-inflamatorias que protegen el cuerpo frente de contaminación bacteriológica. Como remedio excelente ayuda la cúrcuma tanto en el interior del cuerpo como desde fuera. En enfermedades de la piel como psoriasis o lesiones por corte apoya y fomenta la curación y fortaleza en el interior del cuerpo el hígado, el corazón, el tracto intestinal y las vías respiratorios. En la cocina se usa como especie ligeramente amargo y aromático para platos indias de curry que presta a la vez un atractivo color amarillo al menú.

ÁRBOL DE TÉ

aceite
El aceite etéreo del árbol de té australiano se aplica contra diversas enfermedades. Posee de una acción potente contra bacterias y disminuye el incremento de gérmenes, así como elimina los existentes. El aceite hoy en día está más apreciado que nunca por sus diferentes características y da una alternativa a la medicina convencional en un tratamiento eficaz contra bacterias y hongos y frena su crecimiento. Justamente enfermedades de la piel, la mucosa y el pelo puede ser tratado con el aceite del té. También se emplea contra virus y está aconsejado como remedio de excelencia contra herpes. El aceite apoya el proceso curativo y disminuye el picor.